16 de Marzo de 2020

Sobre el asunto tenemos información oficial suficiente, la cual es provista por la Secretaría de Salud del Gobierno de México. Basta con ver todos los martes, a las 7:00 horas —en la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador—, y todos los días, sin falta, a las 19:00 horas al subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, doctor Hugo López-Gatell.

De ahí podemos saber múltiples datos nacionales e internacionales: número de casos probados, número de casos descartados y los confirmados. Asimismo, podemos enterarnos de cómo van los procesos epidemiológicos, en qué fase vamos y, en general y más importante, cómo vamos con el COVID-19 en México.

Hasta la conferencia de prensa del 15 de marzo sabemos que los casos siguen siendo importados y no tenemos casos comunitarios. También, que la Secretaría de Salud ha informado que tendremos una Jornada por una Sana Distancia, del lunes 23 de marzo al domingo 19 de abril. Para lo cual la Secretaría de Salud recomienda lo siguiente:

1.  Medidas básicas de prevención: lavarse las manos frecuentemente, tapar la boca y nariz, al toser o estornudar, con el ángulo interno del codo; saludar a distancia y no salir de casa en caso de presentar síntomas compatibles con el COVID-19.

2.  Suspensión temporal de actividades no esenciales: suspender todas aquellas que no afecten la actividad sustantiva de una organización pública, social o privada.

3.  Reprogramación de eventos de concentración masiva.

4.  Protección y cuidado de las personas adultas mayores.

Toda esta información también puede encontrarse en los portales de internet de la Secretaría de Salud.

Es cierto, a nivel mundial se han presentado diversos escenarios que van desde la suspensión de actividades masivas hasta el cierre de fronteras. México aún no presenta cifras que justifiquen tomar medidas extremas, según las autoridades mexicanas. El subsecretario López-Gatell ha informado que seguiremos tratando con los efectos de este tema, aproximadamente, todo el año; desde el punto más alto hasta el punto en donde tendremos menos casos. Durante este proceso hay que estar atentos a las indicaciones de las autoridades y saber que muchas de nuestras actividades se podrán realizar con normalidad.

El peor virus es la desinformación y el pánico, ese SÍ puede ser mortal. Es importante recordar que es imperante informarnos por fuentes oficiales y plenamente verificadas.

Estos son buenos momentos para aprovechar haciendo una profunda reflexión sobre la humildad, la prepotencia, el abuso y el respeto que debemos hacia el mundo, la naturaleza y al prójimo. Los asuntos públicos ya se están tratando de manera diferente. Hoy informamos, somos transparentes y, sobre todo, ponemos las técnicas de salud en prevención —y, por lo tanto, la salud de los mexicanos— antes que toda jugarreta política. La Cuarta Transformación pone primero a los mexicanos.

Publicado originalmente en: https://www.excelsior.com.mx/opinion/ricardo-peralta-saucedo/coronavirus-y-gobernabilidad-en-mexico/1369988

Leave a Comment