25 de Mayo de 2020

Fuera de la idoneidad de las medidas tomadas en el pasado y dejando de lado el hecho de cómo se trató el fenómeno económico y de salud, es necesario señalar una idea. En términos de cambios de contexto, actualmente estamos en un escenario global totalmente distinto al cual estuvimos hace 11 años.

El hecho que quiero señalar es el siguiente, hoy México —junto con la región de América Latina— es de los últimos países que está pasando por la pandemia del covid-19. Empezó en China, pasó por Europa, llegó a Estados Unidos y ahora está en México. En términos del fenómeno, somos de los últimos países enfrentando la crisis.

Desde diciembre de 2019, hace ya seis meses, es de dominio público que se desarrolló la pandemia.

El establecimiento de la Sana Distancia y la suspensión de diversas actividades de manera paulatina fueron medidas aplicadas con planeación y prudencia.

Hoy, la población en general lleva más de dos meses en aislamiento voluntario, cumpliendo las determinaciones del Consejo de Salubridad General; en algunos municipios se empezarán levantar las restricciones conforme al semáforo diseñado para tal fin. Con mesura.

La gente ha demostrado responsabilidad al quedarse en casa y solidaridad apoyando a los que tienen que salir a buscar el sustento diario de sus familias.

Uno de los ejemplos son los cuatro millones de créditos que se repartirán para este año. Esto con el fin de repartir alrededor de 307,557 millones de pesos en ayuda a la población por las afectaciones del covid-19. Lo anterior, junto a los puentes aéreos entre China y México para abastecer de suministros médicos; el uso de Los Pinos para albergar a personal médico, la compra de ventiladores, las reuniones permanentes de las autoridades federales con secretarios de Salud y gobernadores de todas las entidades federativas, y las conferencias diarias para informar a la población, ha sido una estrategia gubernamental diferente y de resultados palpables.

El gobierno de México ha actuado con responsabilidad y transparencia desde el principio de esta pandemia. Uno de los principales actores, el doctor Hugo López-Gatell, se integrará al grupo de expertos de la Organización Mundial de Salud, por sus excelentes aportaciones; las prácticas han estado apegadas estrictamente a los estándares internacionales. Esto es otro de los factores diferentes del fenómeno.

Hoy tenemos instituciones confiables para servir al pueblo de México, con honor y valentía. El IMSS, el ISSSTE, el Insabi, la Sedena y la Marina son estandartes del orgullo nacional.

La unidad sigue haciéndonos más fuertes; el reto continúa, hay liderazgo firme, inteligente y atento.

Texto publicado originalmente en: https://www.excelsior.com.mx/opinion/ricardo-peralta-saucedo/estrategia-contra-covid-reconocida-por-la-oms/1383992

Leave a Comment