02 de Marzo de 2020

La pandemia mundial por el coronavirus no debe ser motivo de sicosis colectiva, ya lo han informado los médicos más experimentados del país y responsables de la salud pública nacional. Epidemiólogos, su disciplina sustenta la raíz de la ciencia médica.

Cinco casos, todos tratados y en franca mejoría, según sus diagnósticos médicos.

Crece también la ruta del fanatismo por el caos, cadenas interminables de mensajes de texto con versiones catastróficas que citan por centuria las diversas pandemias de las que la humanidad ha logrado subsistir. La más antigua documentada data del año 430 a. C. Conocida como La Plaga de Atenas, que en aquel entonces fulminó a 150 mil personas. Desde entonces y a la fecha, ha habido casi 40 pandemias de todo tipo y con diversos grados de gravedad y consecuencias.

Evidentemente, del siglo XIX a nuestros días, la ciencia médica ha avanzado a tal grado, que las poblaciones afectadas por diversos patógenos cuentan con protocolos y patrones para que los gobiernos se apeguen a la información oficial, recomendaciones científicas, uso de fármacos y, sobre todo, la contención del contagio.

Las redes sociales y los medios de comunicación juegan un papel de alta responsabilidad; es menester de todos NO propiciar el terror con noticias falsas donde se busca malinformar a la población, estas posturas pueden poner en riesgo la salud pública, tanto emocional como física.

En esta materia, y en el caso del coronavirus, es recomendable no escuchar a los que no son expertos especialistas en salud pública, creo que ellos deben ser los únicos autorizados para opinar sobre lo que se debe hacer y cómo hacerlo; desdeñemos como sociedad los encabezados y notas sensacionalistas que no abonan a la tranquilidad social. Por formato y ética, los comunicadores deben ceñirse escrupulosamente al análisis y opiniones sólo de profesionales de la salud.

Las compras de pánico de todo tipo de productos de limpieza para eliminar riesgos de contagio, alimentos, cubre bocas y demás artilugios, son el ejemplo claro de que la población no se ha informado bien sobre lo más importante. Guardar la calma y no propiciar la sicosis.

Hay quienes, de manera irresponsable, proponen, sin mayor soporte científico, cancelar eventos de asistencia masiva; en este momento debemos hacer lo propio a la época del año y la temporada invernal, alimentarse sanamente, extremar los hábitos de higiene y atender la información oficial sobre cómo reaccionar ante alguna eventualidad.

La humanidad ha soportado todo tipo de embates, se ha enfrentado a la fauna prehistórica, climas adversos y patologías históricas; por fortuna, la ciencia médica mexicana tiene dignos exponentes. México es un país con una gran historia en salud, los retos se enfrentan desde la sabiduría, la honestidad y el amor al prójimo.

Publicado originalmente en: https://www.excelsior.com.mx/opinion/ricardo-peralta-saucedo/gravedad-melancolica-coronavirus-aniquilando-al-pasado/1367242

Leave a Comment