06 de Enero de 2020

El gran termómetro de la movilización social y política en cada municipio o entidad federativa se concentra en la información que se genera diariamente en virtud de las demandas ciudadanas.

El vínculo entre el ejercicio del derecho a la libre expresión —a través de las manifestaciones—, el derecho de petición y la obligación de los distintos órdenes de gobierno a cumplir sus obligaciones deben entrar en un equilibrio para mantener la paz social.

La prevención de conflictos en cada región de nuestro país radica, primordialmente, en las secretarías generales de gobierno locales, en los presidentes municipales, y en las mesas de gobernabilidad conformadas por la Federación, las cuales se celebran en la Secretaría de Gobernación permanentemente (en pleno o en lo individual, según la urgencia del caso).

 

Todos los días se presenta —ante el Gabinete de Seguridad— un informe pormenorizado de los eventos político-sociales más relevantes que se suscitan en los municipios y los estados en todo el país, y en la parte legislativa y judicial, entre otros aspectos que se reportan, éste es uno de los muchos productos que se generan para garantizar la actividad de gobierno.

La mayoría son asuntos que dependen de facultades concurrentes, las cuales tienen que ver con ancestrales demandas por tenencia de la tierra, uso de pozos, bloqueo de vías generales de comunicación, vías férreas y carreteras locales, toma de instalaciones educativas, sindicales, bloqueo de calles locales; en fin, conflictos que, en la costumbre —a manera de presión política—, violentan derechos de terceros para ser atendidos por los gobiernos respectivos. En algunas regiones, la gente exige la presencia de sus gobiernos locales, tienen hambre de Estado.

 

Las fuentes generadoras de información —que contempla la Segob— integran a los actores, las organizaciones, las demandas y las formas de resolución, también a aquellos que —por ignorancia o afrenta clara a la ley— promueven actos evidentemente ilícitos, algunos que rayan en la sorna o frivolidad (como convocatorias a la sedición) u otros promoviendo el incumplimiento de obligaciones ciudadanas, como el pago de impuestos. Según la seriedad del caso, se verifican para aportar lo necesario a la lucha contra la impunidad y la corrupción.

Cada día —quienes consumimos esta información— requerimos de mayor calidad, acreditar cualquier dicho expresado, tanto de los legítimos intereses de una comunidad como de las evidentes farsas patrocinadas con intereses mezquinos.

 

La secretaria Olga Sánchez Cordero se ha empeñado en vincular a toda la sociedad, las entidades federativas y los municipios con todos los entes del gobierno federal.

Las alertas de gobernabilidad nos sirven para mantener el buen ejercicio de la gobernanza de la Cuarta Transformación de México.

 

Publicado originalmente en :https://www.excelsior.com.mx/opinion/ricardo-peralta-saucedo/alertas-nacionales-de-gobernabilidad/1356503

Leave a Comment